Rezo

Tomo un rosario

con la mano en el corazón.


Abrazo cada cuenta

esperando que sientas mi amor.


Pronuncio Padres y Aves

para acallar el dolor.


Suspiro cuando el resto responde cada oración.


Rezo como me enseñaste

cuando me abarca el dolor,

cuando no me encuentro por

la incertidumbre y la desesperación.


Soy una voz huérfana,

que nace de lo que me dejaste en el corazón.


Rezo, porque no quiero olvidarte.

Rezo, porque no quiero dejarte.


¿Dónde estás amor?


Rezo y, en el silencio,

como ocurrió últimamente,

nos abrazamos las dos.